MARKETING DE ATRACCIÓN

 In Marketing de Atracción, Marketing digital

En un mundo tan globalizado, todos en algún momento hemos sido víctimas de bombardeo publicitario, en el que miles de marcas parecidas, con incapacidad de diferenciarse introducen sus productos de forma invasiva, acción que termina siendo contraproducente para los beneficios de las empresas, este modelo de marketing es conocido como Push Marketing, un tipo de marketing en el que las empresas “empujan” sus productos hacia los clientes, haciéndolos sentir invadidos e incómodos. Cuando el producto va de la empresa hacia el consumidor, también se le conoce como Outbound Marketing.

 

Ante este paradigma obsoleto en la forma de aumentar ventas, surge una alternativa a la persecución compulsiva de los clientes, se trata del Marketing de Atracción en el que se propone la colocación del mensaje en frente de un cliente ideal donde se exprese la información necesaria para que él mismo tome la decisión más óptima ante sus necesidades, esta forma de marketing es parte de un mecanismo publicitario más complejo conocido como InboundMarketing donde, a diferencia del Outbound, es el consumidor quien va hacia la empresa y no al contrario.

Dentro de esta estrategia nace la figura de Buyer, la cual, se trata de establecer un perfil de cliente ideal, con el fin de identificar los intereses y necesidades  para luego ser satisfechas sin que el cliente pierda su tiempo en información que no es de su interés sino que se le presente la información ajustada a sus preferencias.

El marketing de atracción plantea la idea de crear un mecanismo de captación de usuarios hacia un determinado sitio de internet, sin embargo, todo el proceso de captación de clientes no sólo queda ahí, sino que es en realidad una de las dos grandes partes o fases en que se divide el Inbound Marketing, las cuales, son la atracción y la automatización.

Para desarrollar esta fase de atracción es necesario actuar en 4 etapas que son necesarias y consecutivas. Estas fases fueron desarrolladas por Oscar Del Santo en su referido libro Marketing de Atracción 2.0 y se resumen de la siguiente forma:

  1. Creación: para lograr vender un producto es necesario generar contenidos de calidad multiformato, que cuenten con un conocimiento del medio online, de forma que las personas estén familiarizadas con el formato que van a descargar. Además es importante tomar en cuenta en este punto a la figura de Buyer, pues la idea es siempre enfocarse en un grupo estratégico.
  2. Optimización: es la fase en la que se busca el posicionamiento online, es decir, que los clientes potenciales encuentren fácilmente la oferta al acceder a Google, para lograrlo es necesario encontrar las palabras claves por las que queremos ser encontrados.
  3. Promoción: consiste en atender al cliente mediante redes sociales, de forma que se capten sus requerimientos en tiempo real y tomar en cuenta los feedbacks que se generen del proceso. Toda esta inversión de tiempo en redes sociales tiene como objetivo crear una red de clientes que respalden la eficiencia del servicio a la hora de que nuevas personas se incorporen.
  4. Conversión y medición: el proceso anterior es realizado con el fin de convertir el tráfico de interés en ventas efectivas del producto que se está promocionando. Para lograrlo es necesario un proceso de medición que contenga criterios para determinar el éxito de nuestras estrategias y estos generalmente requieren tiempo y capital aunque las redes sociales sean gratis.
Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search